Ya hemos escrito acerca de la posibilidad de que las asociaciones público-privadas (P3) puedan ser la respuesta a los problemas de infraestructura de EE. UU., y de qué manera lo harían, y de las muchas formas en las que el modelo de entrega P3 brinda un valor único. Mientras las P3 se utilizan en una amplia variedad de sectores de desarrollo de la infraestructura, los proyectos de energía y electricidad se prestan particularmente al modelo de entrega P3. La tecnología es lo que motiva todos los proyectos de energía, sea que se  trate  de centrales eléctricos e instalaciones de gas natural, la implementación de energía solar y eólica, o del reacondicionamiento de los sistemas de servicios públicos en su totalidad. Además, debido a la importancia de la energía renovable, eficiente y sustentable, esta tecnología cambia y mejora constantemente.

Los gobiernos federales y estatales también implementan constantemente nuevas políticas que incentivan diferentes tipos de proyectos de infraestructura de energía y electricidad. Por ejemplo, la Agencia de Protección Ambiental acaba de publicar un reemplazo para el Plan de Energía Limpia, conocido como la norma de Energía Limpia Asequible, cual le permite a los estados establecer sus propios estándares de emisiones de carbono, y ofrece algunas opciones para mejorar las centrales eléctricas de carbón, pero no permite el uso de tecnología de captura de carbono. Los estados también están adoptando medidas que no solo incentivan nuevos proyectos de infraestructura, sino que también requieren que utilicen ciertos tipos de tecnología energética. Siguiendo los pasos de California, la legislatura de Nueva York también aprobó recientemente una  ley, que está a la espera de la firma del gobernador, que requiere que el estado obtenga  el 70 % de su electricidad  por medio de recursos de energía renovable para el año 2030 y que llegue a estar totalmente libre de carbono para el año 2040.

Por la rápida innovación de estas tecnologías y políticas, el modelo de entrega P3 resulta especialmente útil. En cualquier P3, el sector privado funciona normalmente y mantiene el proyecto por décadas. El sector privado está mucho mejor equipado para implementar y reaccionar rápidamente a nuevas tecnologías que puedan mejorar la eficiencia del proyecto cuando los gobiernos no puedan actuar con tanta rapidez o no puedan financiar su implementación. La capacidad técnica mejorada del sector privado es fundamental para el éxito continuo del proyecto. Los éxitos recientes de las P3 incluyen un parque eólico en Lafayette Township, Michigan, el reacondicionamiento de los sistemas de calefacción, de refrigeración y de electricidad de la Universidad Estatal de Ohio, y el acuerdo reciente de generación de energía a partir de residuos de la Universidad Duquesne. La Universidad Estatal Fresno, y la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico tienen proyectos similares en proceso de desarrollo.