moneyPreviamente escribimos sobre el plan SMART propuesto por el condado de Miami-Dade, una expansión masiva del sistema ferroviario pesado actual a seis corredores de tránsito, y los beneficios de entregar todo o parte del proyecto en forma de asociación público-privada (public-private partnership, P3). Este mes, el alcalde del condado publicó el borrador de un documento de transporte plurianual actualizado que identifica 8.457 millones de dólares en fondos disponibles para implementar el Plan estratégico de transito rápido del área de Miami (Strategic Miami Area Rapid Transit, SMART) durante los próximos 40 años. El condado estima que este flujo de ingresos podría usarse para pedir prestados 2.600 millones de dólares hoy en día, o lo suficiente para construir dos de los seis corredores. Si bien el condado no tiene los fondos para construir todo el plan SMART usando una entrega tradicional, financiada y operada públicamente, el condado puede utilizar una P3 para extender sus recursos financieros tanto como sea posible.

Una consideración clave en el financiamiento del transporte público es el costo de las operaciones y el mantenimiento en curso, que generalmente excede el costo de construcción. En particular, las tarifas generalmente no alcanzan a cubrir los gastos de operación y mantenimiento (O&M) para el transporte masivo. El porcentaje de los gastos de operación y mantenimiento que está cubierto por las tarifas (lo que se denomina el “índice de recuperación de las tarifas”) está generalmente entre el 25 y el 50 % para los sistemas de transporte masivo de EE. UU., y Miami se sitúa típicamente en el extremo más bajo de ese rango.

Debido a que la operación y mantenimiento representa una parte tan significativa del costo de un nuevo corredor de tránsito, los costos totales pueden reducirse si se mantienen bajo control los costos de operación y mantenimiento. Una P3 que utiliza el modelo ‘diseño-construcción-financiamiento-operación-mantenimiento’ (design-build-finance-operate-maintain, DBFOM) requiere que el socio privado asuma el riesgo de cualquier aumento futuro en los costos de operación y mantenimiento, y puesto que esos costos están incluidos en el precio de la oferta, el condado puede ahorrarse costos totales mediante la selección del socio privado que pueda construir y operar el sistema al costo total más bajo para el condado. Las P3 también se pueden utilizar para fomentar la innovación privada que aumenta el número de usuarios y los ingresos, como se puede observar más claramente en el sistema de transporte masivo de Hong Kong, que utiliza innovaciones tales como autos de primera clase con tarifas más altas y tiene un “índice de recuperación de las tarifas” de más del 100 %.

Un enfoque con P3 no puede por sí solo cubrir la diferencia entre dos nuevos corredores y seis nuevos corredores. El condado igualmente necesitará encontrar maneras de reducir los costos, incluyendo el uso de diferentes tecnologías de menor costo, tales como autobuses de tránsito rápido (siendo Bogotá, Colombia, el ejemplo más conocido de autobuses de tránsito rápido), y el aumento en los ingresos (tal como la adquisición de más desarrollos privados generadores de ingresos en las propiedades del condado cerca de las estaciones de tránsito). Sin embargo, un enfoque apropiado de prestación de servicios mediante las P3 puede sin duda contribuir en gran medida a cubrir la brecha de financiación y a desarrollar un sistema de tránsito de categoría mundial.