ride share

Los vehículos compartidos se han convertido en una de las principales formas de transporte en muchas ciudades y para muchas personas, y son posiblemente la evidencia más visible de cómo la tecnología está transformando el ámbito del transporte. En la actualidad, las aplicaciones de vehículos compartidos están yendo aún más lejos con algo que dará un impulso al Plan SMART del condado de Miami-Dade, que incluye una expansión para tránsito masivo y la viabilidad de las asociaciones público-privadas (public-private partnerships, P3) de tránsito masivo. Este mes, Lyft anunció que actualizará su aplicación con dos importantes avances tecnológicos.

Primero, la nueva aplicación apunta a aumentar los viajes compartidos para que constituyan el 50 % de los viajes de Lyft para fines de 2020. Lyft lo llama, “viajes compartidos”, Uber lo llama “Uber Pool”, y ambos son esenciales para reducir la cantidad de vehículos en las calles y disminuir la congestión de tráfico. Segundo, e incluso aún más significativo, la nueva versión de la aplicación se sincronizará directamente con los sistemas de tránsito público para mejorar la experiencia de los pasajeros en el tránsito público y con Lyft. Cuando los viajeros seleccionen un destino, verán las opciones de tránsito público como parte de sus detalles de navegación. Lyft también se asociará con ciudades fuera de los núcleos centrales para permitir a los residentes dentro de esa área de servicio acceder a viajes con descuentos a estaciones de autobús o tren y de esta manera resolver los problemas de transporte de la primera y la última milla y hacer que el transporte sea más asequible. De hecho, Lyft se encuentra entre las aplicaciones de vehículos compartidos que han aunado esfuerzos con Brightline de Miami para ofrecer conexiones en la primera y la última milla. Lyft también está trabajando con los sistemas de tránsito para que los viajes estén más disponibles y sean más asequibles durante los períodos de congestión del tránsito público.

Lyft no es la única empresa haciendo este esfuerzo. Uber también se está asociando con los gobiernos locales y las agencias de tránsito para integrar su plataforma al tránsito público, pero aún debe implementar la nueva tecnología. Estas soluciones privadas a los problemas que enfrentan las agencias de tránsito público y los gobiernos locales contribuyen a incluir la innovación tecnológica en el tránsito público. Esto mejora el tránsito para los pasajeros al ofrecerles comodidad y cerrar las brechas en el servicio, y lo mejora para los gobiernos al aumentar la cantidad de pasajeros, al sufragar los costos de infraestructura y al hacer que las P3 de tránsito sean más viables, lo cual, por ende, prepara el terreno para futuras innovaciones. A medida que Miami y otras ciudades importantes continúan expandiendo sus sistemas de transporte público, estos tipos de P3 de tránsito maximizarán la innovación y minimizarán la carga sobre los gobiernos locales y los pasajeros que dependen del tránsito todos los días.