El desafío que plantea la infraestructura en deterioro de las comunidades en todo Estados Unidos se ha convertido, gradualmente, en objeto de atención durante los últimos años. Pese al deterioro de las rutas y los puentes, además de la notoria falta de tareas de remodelación en espacios públicos importantes como los centros de convenciones, el presupuesto destinado a la infraestructura en todos los niveles del gobierno es cada vez más bajo. Frente a esta situación, las colaboraciones público-privadas (public-private partnerships, P3) se han transformado en una nueva y popular fuente de financiación. Sin embargo, la mayoría de los estados del país no cuentan con una legislación integral para las P3. 

El sector de transporte ha sido el ámbito más popular para la formación de P3 en todo Estados Unidos. Un mapa publicado en el sitio web del Departamento de Transporte de EE. UU. revela que, incluso en este sector, muchos estados se han demorado en adoptar leyes para estimular la formación de P3. En treinta y tres estados y un territorio, se han promulgado estatutos que regulan la formación de P3 para el desarrollo de infraestructura de transporte. En los diecisiete estados restantes, aún no han adoptado leyes para este ámbito. Algunos analistas han sugerido que la lentitud con la que EE. UU. ingresó al ámbito de las P3 es la causa de la inexperiencia de las empresas estadounidenses en este campo, que ahora se ven forzadas a perder oportunidades de desarrollo rentables ante partes extranjeras.

Florida es un estado líder en el área de legislación integral para las P3. En las últimas dos décadas, el estado comenzó promulgando un estatuto que regulaba la formación de P3 para el desarrollo de servicios de transporte. El 27 de junio de 2013, el gobernador Rick Scott aprobó el proyecto de ley 85 en la Cámara de Representantes, mediante el que se dotó a las entidades públicas de todo el estado de las herramientas necesarias para concluir proyectos de infraestructura en diversos sectores que demostraban estar retrasados. El estatuto más reciente para las P3 (287.05712) establece pautas para la formación de P3 y brinda al sector privado la oportunidad de participar en proyectos en toda Florida y sus diversas subdivisiones políticas. En los próximos años, Florida continuará perfeccionado sus leyes para las P3, que probablemente servirán de modelo para los demás estados que deseen implementar una legislación integral para las P3.