Como han señalado recientemente P3 Bulletin, el periódico The New York Times y Richard Cavallaro, el nuevo director ejecutivo de las operaciones de la constructora internacional Skanska en los EE.UU., el incremento de la inversión privada y las colaboraciones público-privadas (PPP o P3) es una buena señal para los planes de desarrollo e implementación de las muy necesarias mejoras en la infraestructura y el transporte en los Estados Unidos. Puesto que los fondos federales siguen siendo limitados y difíciles de obtener, la inversión privada puede ser no solo el modo más eficaz de desarrollar proyectos importantes de infraestructura, sino también el único modo económicamente viable de hacerlo.

The New York Times destacó que el gobierno federal ha invertido 11.000 millones de dólares desde 2009 para desarrollar ferrocarriles de alta velocidad en los EE. UU. Dado el horizonte de 25 años, los expertos han señalado que es necesario acelerar el ritmo actual del gasto y el desarrollo del ferrocarril de alta velocidad. Uno de los problemas que deben abordarse es el estado deficiente de la infraestructura de las vías férreas y los puentes sobre los cuales deberían circular los trenes de alta velocidad. El Departamento del Tesoro de los EE. UU. ha identificado a la inversión privada para financiar tales proyectos de infraestructura como una forma de acrecentar la inversión del gobierno en dichos proyectos. Entre los inversores privados se encuentran organizaciones filantrópicas, como la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller, quienes ha anunciado recientemente una inversión conjunta de más de 1 millón de dólares para respaldar las colaboraciones innovadoras público-privadas destinadas a infraestructura. Las P3 constituyen un modo eficaz y económico de usar la inversión pública y permitir que la colaboración público-privada llene lagunas en la financiación y haga posible concretar los planes de modernización de la infraestructura.

Los proyectos ferroviarios que involucran inversión privada planificados en California, Texas y Florida podrían reflejar una tendencia creciente a la inversión privada en infraestructura y transporte en los EE. UU. El sur de Florida continúa explorando y expandiendo el uso de las P3 en varios sectores y creando legislación que lo respalda.  En calidad de abogados de P3 en el sur de Florida, hemos observado un mayor interés por los proyectos de P3 y más oportunidades de participar en ellos por parte de los sectores público y privado. Para los EE. UU., que se preparan para transformarse en el mercado de P3 más grande del mundo, una tendencia en aumento al uso de la inversión privada en proyectos de infraestructura y transporte podría lograr que se alcance el nivel de sus colegas chinos y europeos, cuyos avances en infraestructura y transporte superan por lejos los de los EE. UU.