Conocido como la puerta de entrada de cargas en América y actualmente hogar de 13 líneas de cruceros, el puerto de Miami es un pilar económico vital de Miami, condado de Dade. El puerto emplea a más de 200.000 en la región del sur de Florida y contribuye con $ 27.000 millones anualmente a la economía local. Mientras más de 4 millones de pasajeros de cruceros viajaron a través del puerto en 2013, el crecimiento del tráfico de cargas continuó aumentando, subió un 13 % desde 2009. Un fuerte crecimiento se proyecta para el futuro a través de mejoras en la infraestructura como el dragado profundo, el túnel y la nueva introducción del servicio ferroviario en puerto a través de una asociación con el Ferrocarril de la costa este de Florida. Esta expansión es una bendición para la economía pero la coordinación de dichos volúmenes de tráfico de cargas y pasajeros de cruceros presenta un claro desafío para los operadores de puerto.

Los puertos a lo largo de todo el país están ahora volcándose a la tecnología de sistemas de información geográfica (geographic information systems, GIS) para optimizar el flujo de trabajo diario. Los avances en este sector de la tecnología redujeron los costos, permitieron tiempos de respuesta a emergencias más rápidos y mejoraron la eficiencia general de las operaciones portuarias. Muchos puertos adoptaron plataformas GIS completamente integradas que permiten la centralización de información organizada lógicamente en relación a su ubicación geográfica, como la condición de las vías ferroviarias, tuberías o imágenes desde cámaras de seguridad. Miles de capas de datos portuarios de este tipo pueden aplicarse a un mapa base del puerto. La información que anteriormente llevaba muchas horas encontrar ahora está disponible para los operadores portuarios en minutos.

Los datos también pueden transmitirse desde y hacia dispositivos móviles en todo el puerto. Esto contribuye a una toma de decisiones más rápida e informada durante las operaciones diarias, incluidas la respuesta a incidentes y la administración medioambiental. Las posibilidades ofrecidas por la tecnología GIS se expanden más allá de los límites geográficos de los puertos a medida que los observadores de datos interactivos en línea tienen más acceso. La información relacionada con el cambio del clima, calidad del agua y la ubicación de designaciones de conservación nacionales pueden ser aportadas por los usuarios y compartidas libremente a través de este medio. Estos avances convirtieron a la tecnología GIS en una herramienta necesaria para la administración portuaria efectiva en periodos de crecimiento veloz.

El puerto de Miami comenzó la instalación de su propio proyecto GIS en septiembre de 2013. El puerto finalizó exitosamente la primera fase del proyecto y realizó significativos avances en la Fase II de implementación. La tecnología GIS sin dudas ayudará al puerto de Miami a cumplir sus objetivos futuros de expansión.