Con el resurgimiento del mercado de bienes raíces de Miami, las empresas tienen una nueva urgencia por unirse en empresas conjuntas para adquirir bienes raíces y desarrollar proyectos. Con el entusiasmo de un nuevo acuerdo, a menudo los socios de las empresas conjuntas no quieren hablar acerca de lo que puede llegar a ocurrir si el proyecto o la empresa conjunta no se desarrollan según lo previsto, y es fácil para las empresas conjuntas desestimar la planificación de posibles estancamientos y estrategias de salida. Un reciente caso en Delaware representa un ejemplo de los riesgos de no concertar los estancamientos y las estrategias de salida en el acuerdo de empresa conjunta y de concederle a un juez la facultad de tomar decisiones comerciales.

En el reciente caso de Delaware, Con referencia a Interstate General Media Holdings, las partes formaron una empresa conjunta para adquirir el Philadelphia Inquirer, el Philadelphia Daily News y los activos relacionados. En menos de dos años de haber conformado la empresa conjunta, los dos socios principales quedaron estancados respecto a todas las decisiones relacionadas con la empresa conjunta, y el único método para resolver los estancamientos de la empresa conjunta era la disolución judicial del acuerdo. Como se puede observar en este caso, hay muchos problemas con la disolución judicial. Primero, la disolución judicial es larga y tediosa, lleva mucho tiempo y es un proceso costoso. Durante la disolución judicial, la empresa conjunta queda sin dirección y ocasiona daños a su valor. Finalmente, la disolución judicial deja las decisiones comerciales en manos de los jueces. En este caso, el acuerdo de responsabilidad limitada de la empresa guardaba silencio acerca de la mejor forma de disolver y liquidar la empresa conjunta. Por este motivo, esta decisión comercial de gran importancia quedó en manos del juez.

En lugar de dejar que un juez tome la decisión comercial de gran importancia acerca de la mejor manera de liquidar o resolver una situación de estancamiento en una empresa conjunta, los socios de la empresa conjunta podrían ponerse de acuerdo sobre el método desde el principio. El método principal para resolver los estancamientos de una empresa conjunta consiste en una disposición de compra-venta. Las disposiciones de compra-venta permiten que los socios de la empresa conjunta resuelvan un conflicto o un estancamiento al concederle a uno de los socios de la empresa conjunta la posibilidad de compra de la otra parte de la empresa conjunta mediante un proceso convenido. Aunque existen muchos problemas a tener en cuenta cuando se redacta una disposición de compra-venta, las disposiciones de compra-venta proporcionan un proceso más eficiente para resolver conflictos y terminar una empresa conjunta.

Por diferentes razones, a menudo las empresas conjuntas no resultan según lo previsto. Antes de entrar a una empresa conjunta, las partes deberían pensar en los posibles problemas y en cómo resolverlos. A pesar de que serán necesarios debates complejos y negociaciones como parte de ingresar a una empresa conjunta, esto podría ahorrarles a todos tiempo y dinero a largo plazo.

El socio corporativo de Bilzin Sumerg, Steve Lear, presentará un seminario en línea acerca de “Soluciones creativas para los constructores de casas que ingresan a una empresa conjunta” el 26 de junio a las 12:00 p. m., hora del Este. Haga clic aquí para registrarse y obtener más información.